Paris, sueño americanizado

Recuerdo que en diciembre hubo en Hotel de Ville una exposición llamada Paris vista por Hollywood, una oda a esa parte más linda de la ciudad en una recopilación de indumentaria, documentos visuales y que hicieron parte de las películas de Hollywood que han rodado en la llamada Ciudad Luz.

En la exposición, y claramente en las películas, se puede ver una ciudad de edificios impecables, bien puestos, que hacen honor al pasado, a la monarquía, a la historia milenaria que tienen en sus espaldas. Era protagonista la música y la vida bohemia de esta ciudad del viejo continente y el aire romántico que la vuelve un lugar ideal para hacer una película de amor. La sorpresa o la apreciación por lo refinado de esta cultura era un común denominador en las películas que hacen resaltarla como una ciudad maravilla.

paris

Pero Paris no es así, al menos no para todos los que viven aquí. Hay que dar un poco de crédito porque efectivamente es una ciudad muy bella estéticamente y que cuenta con una oferta cultural envidiable. Pero a menos que tengas demasiado dinero y puedas aprovechar las extravagancias que demanda el primer mundo para ser feliz, tendrás a la ciudad perfecta a tus pies. Si eres como el resto de mortales, la ciudad es una convención de millones de personas del mundo, que se desplazan en un metro que huele horrible -y que alberga a muchas personas todas las noches-, si eres francés seguro tienes buenas condiciones de trabajo y unos horarios que se hacen respetar. Si eres migrante, seguro estarás en unos horarios y unas condiciones poco envidiadas incluso por las personas del tercer mundo.

París es una maravilla, visto desde afuera. Si es en el cine, hay que ver el hecho localmente para descubrir la Francia y la ciudad de París más real. A solo metros de París hay casas que parecen sacadas de las comunas más pobres de Medellín o las colinas más altas de las favelas de Rio de Janeiro. Me acuerdo de la película Paris je t’aime porque da una muestra bastante acertada de lo que hasta el momento he logrado ver. Una combinación de lo lindo y majestuoso que queda en la cabeza después de una película de Hollywood, con la cotidianidad de las personas que tienen que lidiar con la decepción de esa ciudad perfecta, diariamente.

Como toda gran ciudad París no es perfecta, y aunque está en nuestro interior querer creerlo, no es así. Si vienes como turista, seguro tu visita será una maravilla. Si te quedas un poco más de tiempo, descubrirás las diferentes capas que tiene la ciudad, que la hacen real y normal, con problemas, como todas de los seres humanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s