Por qué deberían cancelar Glee (notas de un exfan)

20130304-144949.jpg

Creo que no soy el único que sigue a Glee desde el principio (ya eso es una hazaña a admirar) y que considera que el momento de la serie se acabó. Cada vez que termino de ver un episodio me pregunto hacia dónde es que quieren que vaya, que aparece metida en un túnel sin salida, sin ninguna esperanza de luz al final.

La serie no tiene gran coherencia desde hace un rato y después de la graduación de algunos de los actores principales todo se complicó. Las historias se vuelven cada vez más inverosímiles, con eso de que los graduados siguen yendo al colegio varias veces en menos de un mes (si yo tuve que regresar dos veces a mi antiguo colegio, ya eso fue mucho). El tiempo de exposición de muchos se redujo al nivel que parecen actores invitados (como Mercedes) y, claramente, no hay una continuación apropiada para todos los personajes.

La única historia que para mí sirve en la propuesta de Ryan Murphy es el drama de Kurt y Rachel en Nueva York, que tiene unos matices interesantes y que muestra un crecimiento de esos dos personajes. Con nuevos looks, nuevas tramas y nuevas personas alrededor de ellos, son los únicos que no se quedaron en la nostalgia del pasado, estancados como veo el resto de estudiantes de la generación que salió. Creo que les serviría mucho más la receta si tienen a estos dos como nuevos protagonistas de un spin-off, que finalmente son los más queridos por la audiencia.

Pero cuando volvemos al lugar donde fue concebida la serie, a McKinely High, al Glee club, el cuento es diferente. Por alguna razón las tramas se repiten con los nuevos personajes. Por nombrar algunos ejemplos, hechos como la niña hetero que se enamora de su amigo gay -Tina y Blaine-, ya lo habíamos visto con Mercedes y Kurt. O que la niña principal está con un niño, pero quiere estar con otro, -Marley, Jake y Ridley- fue la trama de Rachel-Finn-Puckerman/Jessie. Y eso sin hablar de los adultos de esta serie. Los profesores de ese colegio cada vez se vuelven versiones más deprimentes de sí mismos, sin ningún aporte a la vida de esos niños o al programa.

Glee comenzó como un show pionero en el género y mostró temas que pocas veces habían sido tratados de manera tan directa. El tema de la homosexualidad, por ejemplo, y la vida de los outcasts fue el gran éxito para estructurar la base que llevó a la serie a tener reconocimiento por la audiencia y los críticos. Sus primeras dos temporadas fueron bastante buenas, pero de un momento a otro se volvió la ventana de exposición in your face de diferentes temas polémicos, una excusa de cantar por cantar sin un hilo y a mostrar historias serias con otras de poca coherencia, igual que sus personajes, todo en el mismo capítulo.

Si este año se gradúa una segunda generación no me quiero imaginar el embrollo en el que se van a meter los escritores de este programa, que ya están bastante encartados con manejar la vida de los o protagonistas en diferentes partes de Estados Unidos. Por eso, como un honesto ex fan y seguidor, considero que es el momento que le den el toque final al show para que pase a la historia como un buen recuerdo y no como una aburrida y desordenada molestia.

2 comentarios sobre “Por qué deberían cancelar Glee (notas de un exfan)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s