Obsesiones

Hablar de las obsesiones que uno tiene, puede ser una terapia o la oportunidad para asustar a quienes te escuchan o lean. Cualquier sea la razón, es una exposición de lo propio, de lo que uno tiene y lo caracteriza como ser humano.

Todos tenemos nuestras obsesiones, algunos más pronunciados que otros. Otros las disimulan mejor. Yo las defiendo porque son elementos diferenciadores.

Hay quienes viven obsesionados con la puntualidad, otros con la vanidad, otros con el orden. A todos los conozco. Y a todos los he aprendido a conocer y comprender así, aunque se vuelvan irritantes e inmanejables. Ellos también a mí.

Y es que cuando decido escribir de obsesiones en este blog, es porque las padezco. En específico, con este medio, al que tanto quiero y con el que paso tantas horas de mi vida.

Esta será, pues, la manera de excusar y justificar mis obsesiones: compartiéndolas.

Si se identifican con alguna, es también el momento de saber que no estás solo en el mundo y dar su punto de vista a un mortal que simplemente quiere exponerse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s