Up All Night: una comedia mixta

Mucho se está hablando de cómo este es el año de las comedias en la televisión americana. Sin embargo, los capítulos que traen semanalmente las nuevas series  me han costado un poco para disfrutar. Hay una prevención innata, que llega después del piloto  los primeros capítulos y se mantiene. Aún así, hago un esfuerzo y tengo la mejor disposición para dejarme sorprender por algún elemento o detalle que me mantenga ansioso para esperar el capítulo que llegue después.

Hace cerca de un mes hablé de Up all night, una con la que sufro de esa prevención. Aunque me alegro porque consiguieron la temporada completa, cada vez confirmo que lo que me mantiene enganchado es Maya Rudolph. En la historia de padres primerizos y una presentadora de televisión, más loca que una cabra, me quedo con la segunda por sus ocurrencias que salvan la comedia barata que viene del resto.

Da pena ver a Will Arnett y a Christina Applegate en unos papeles de chistes  redundantes y predecibles, que no hacen justicia a cuán cómicos pueden llegar a ser. Sus personajes sufren de ignorancia en los temas de bebés, incapacidad de interacción social y falta de comunicación entre ellos, que para el estrato social que demuestran, su educación Y su edad, se ven bastante rebuscados y que, aún así, logran terminar en un final feliz (doblemente postizo).

En 2010, Arnett sufrió un infortunio parecido con su papel como Steven Wilde en la desaparecida serie Running Wilde, que solo duró 13 capítulos en la Fox, antes de ser cancelada. En este útlimo año, sus  mejores momentos se los otorgo cuando es invitado en series como 30 Rock y Parks and Recreation, que le dan unas líneas ingeniosas que concuerdan con su destreza como actor. El último trabajo de Applegate en televisión es como Samantha Newly de la serie Samantha Who? (2007-2009), que aunque no era una pieza maestra, logró ratings decentes y algunas historias interesantes.

Por su parte Maya Rudolph, a quién  quiero llamar la estrella del programa, demuestra el legado de sus siete años en Saturday Night Live, con una actuación que exagera y hace verosímil su personaje de Ava, dejando a Arnett y a Applegate como actores principiantes de comedia.

Esta diva es una conductora de un talk show, terca, ingenua e impulsiva, que ha contado con algunas líneas que pasan a ser irritantes, por lo que Rudolph se la ha jugado entre una fina y estrecha separación con la ridiculez, llegándola a cruzar para devolverse de manera sutil. Admiro su trabajo por todo el conjunto que compone su nimia actuación. Es una suma de detalles, que va desde sus entradas a escena hasta sus expresiones faciales y corporales, e incluso, el tono de voz.

Pude ver Bridesmaids (2011) de Paul Feig, la película protagonizada junto a Kristen Wiig, donde ella no tiene un papel muy estelar o muy sobresaliente en lo cómico, pues el spotlight se lo llevan Wiig y Melissa McCarthy. Aun así, me parece que es una buena exposición y fue buena antesala para atraer público de los millones que los están viendo semanalmente.

Muchos hablan de que Up all night  parece dos series en una, por la disparidad de las tramas y la falta de conexión entre ellas. Por lo que recomiendo a Arnett y a Applegate pedir algo de la fórmula de Rudolph y aprender de lo que está sucediendo en su lado de la series, que es la que está teniendo el mayor éxito, las risas y el enganche de muchos, como yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s