Finales felices entre amigos

Algo muy usual en mi agenda es desatrasarme de series que tienen reputación y que no vi desde que iniciaron. Eso se traduce en maratones interminables frente al computador, con capítulo tras capítulo cargándose mientras disfruto y me engancho a dramas y comedias que se merecen el buzz de los medios de comunicación, las premiaciones y la audiencia.

Entre las últimas que pasaron el corte, se encuentra Happy Endings que es transmitida por la ABC y que empezó su segunda temporada el pasado 28 de septiembre. Encontré, después de ponerme al día, una propuesta bien lograda, con algunos baches en el medio, pero que se sostiene para un resultado que me trajo risas y simpatía con los personajes.

Estaba preocupado, o más bien prevenido, pues, aunque las comparaciones son aburridas, no pude dejar de pensar en la estrategia Friends de los 6 amigos, tres hombres y tres mujeres, ya que siendo un gran fanático a esa serie, empecé viendo con escepticismo. Aunque también hay una obsesiva, un par de hermanas y una pareja (tipo Ross-Rachel) que determina muchas de las dinámicas del grupo, Happy Endings trae más variedad, en raza y preferencia sexual.

A pesar de esto, quedé enganchado por muchas razones. Una de ellas no fue la pareja de Alex (Elisha Cuthbert) y Dave (Zachary Knighton) quienes son amigos, después de que ella huye el día en que se van a casar. Por el contrario, fueron: un gay que más parece straight (Adam Pally), un negro muy  sensible (Damon Wayans Jr.), una obsesiva con expresiones faciales muy graciosas (Eliza Coupe) y Penny (Casey Wilson), mi favorita, quienes me hacen esperarlos cada semana.

Es una serie que no tiene una trama definida sino situaciones en cada uno de los capítulos. Es decir, si usted comienza a ver un episodio a mitad de temporada y otro hacia el final, no habrá problema en entender pues se trata de historias que se solucionan en el mismo capítulo, tipo Modern Family.

Aún así, me gustaría ver evolución en algunos como Max, el gay, que me parece ser el más estancado, pues no tiene ni vida personal ni profesional. Pareciera ser el Joey que no tiene trabajo y está dispuesto para todas las escenas.

Quién más me gusta y me saca más risas, como ya lo mencioné, es el personaje de Penny, por lo histriónica que es la talentosa Casey Wilson. Para la muestra, este video de algunos de sus mejores momentos de la primera temporada.

Me alegra ver una serie que tiene caras relativamente nuevas, con una buena interacción en escena. Además, las situaciones, flashbacks como recuerdos, y las referencias constantes del mundo del espectáculo (que me recuerdan a lo que solía hacer Will & Grace), traen una sitcom entretenida y, ojalá, con mucho futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s